Proyecto Iberá | Valores Culturales, La Música
 

Valores Culturales

La Música

El correntino es un ser musical, con un don especial para componer música “de oído”, sin saber leer ni escribir partituras. Aquí, las notas son “motivos” que se repiten y combinan por el “compuestero” para crear melodías de las distintas vertientes de lo que hoy llamamos chamamé.

La música característica de esta zona nació del mestizaje lento de la música que los pueblos guaraníes usaban para sus ceremonias religiosas (rezar bailando) y la introducida por los jesuitas (rezar cantando).De los treinta pueblos jesuíticos, Yapeyú se destacó por su coro y la capacidad de sus músicos muchos de los cuales, una vez expulsados los misioneros, llevaron consigo sus instrumentos y su don para la música a otros lugares del actual territorio correntino.

El chamamé nació en la zona rural y desde allí comenzó a conquistar los poblados y las ciudades, recorriendo un sentido inverso a lo que ocurre generalmente. La relación de esta danza música con la naturaleza es directa ya que los bailes aún hoy se hacen generalmente al aire libre, protegidos por una “enramada”. También para los músicos la naturaleza es una fuente de inspiración tanto para las melodías como para las letras y prueba de ello son la infinidad de temas relacionados al paisaje o la cultura ibereña como “Cañada Fragosa”, “Yo voy Mariscando”, “Yarará”, “Valdez Carpinchero”, “El Yaguareté” o el propio “Chamamé de los Esteros”, de Mario Bofill.