Reserva Guayaiví

Superficie: 24.377 hectáreas

Ubicación: Departamento de Ituzaingó

Paisaje

Predominan los pastizales, pajonales, cañadas, pequeños montes higrófilos y esteros. Fitogeográficamente pertenece al distrito chaqueño oriental.

Características naturales

Predominan los pajonales inundables, esteros profundos y algunas lagunas. También crecen pastizales, predominantemente de paja colorada (Andropogon lateralis) mientras que en las partes más altas existen algunos manchones de espartillo (Elyonurus muticus) y praderas hidromórficas. En los alrededores de las lagunas abundan los pajonales de paja azul (Paspalum durifolium).

Son destacables los malezales y pastizales mixtos con predominio de cortadera (Panicum prionitis) que se desarrollan en suelos con una red intrincada de canalículos de escorrentía entre los que se elevan pequeños mogotes.

A lo largo de toda el área, principalmente en una posición periférica y asociadas a los bañados y esteros, existen isletas de montes higrófilos. En la región sur aparecen, en forma aislada y de pequeño tamaño, algunos manchones de sabanas de caranday (Copernicia alba).

La fauna ha sido poco relevada, con excepción de las aves. Las especies predominantes son las propias de los humedales, con abundantes bandadas de aves acuáticas, carpinchos (Hydrochaeris hydrochaeris), yacarés (Caiman spp.) y monos caraya (Alouatta caraya).

Valores de conservación

Guayaiví es un sitio clave para proteger gran parte del arroyo Carambola norte. Más al sur se encuentra el parque de CLT San Alonso y en la ribera opuesta se ubican los parques San Nicolás y Carambola, que permiten un control efectivo de la caza en gran parte del trayecto del arroyo Carambola.

El área cuenta con una población de carpinchos, yacarés y ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus) en excelente estado de conservación, ya que su caza ha sido controlada por más de 10 años. Las zonas altas del campo brindan hábitat a un alto número de monjitas dominicas (Heteroxolmis dominicana) y yetapás de collar (Alectrurus risora),dos especies en peligro de extinción asociadas a ambientes de pastizales en buen estado de conservación.

Por su aislamiento, tamaño y poblaciones de fauna, el área es especialmente adecuada para una futura reintroducción de especies extintas, como los grandes predadores: el lobo gargantilla (Pteronura brasiliensis) y el yaguareté (Panthera onca).

Objetivo específico del parque

Resguardar las inmediaciones del arroyo Carambola.

Instalaciones

El parque cuenta con un casco principal con dos cuerpos de viviendas, un galpón, un molino y generador de luz, además de dos puestos pequeños. Frente al casco existe una pista de aterrizaje y un corral para caballos.