Reserva Carambola

Propiedad de la Fundación Flora y Fauna Argentina, cuyo manejo fue cedido a CLT.

Superficie: 8.164 hectáreas

Ubicación: Departamento de Concepción

Paisaje

Predominan los pastizales, pajonales, cañadas, pequeños bosques higrófilos y esteros. Fitogeográficamente pertenece al distrito chaqueño oriental.

Características naturales

Este parque está conformado por ambientes de pastizal y pajonales inundables. Está surcado por el arroyo Carambolita y linda con el arroyo Carambola. El grado de anegabilidad es el que define el tipo de vegetación presente: en las partes más altas de los cordones crecen bosques higrófilos y espartillares. A medida que la humedad y el agua permanecen más tiempo, predominan los pastizales de paja colorada (Andropogon lateralis) junto a las praderas anegadas de Leersia y Luziola.

Toda la loma está cubierta de lagunas redondeadas, que por momentos se encadenan formando cañadas internas. Los bordes de estas lagunas suelen estar cubiertos por pastizales de paja azul (Paspalum durifolium) mientras que en su interior existen diferentes comunidades acuáticas según la profundidad del cuerpo de agua.

Contra los arroyos Carambolita y Carambola, en el estero, prosperan básicamente el pirí (Cyperus giganteus), las totoras (Typha domingensis) y algunas otras especies propias de sitios permanentemente inundados. Ambos arroyos tiene vegetación acuática sumergida que forman praderas en el centro de sus cauces.

La fauna del parque es diversa. Abundan las especies propias del humedal como garzas (Egretta thula, Ardea cocoi, Butorides striatus), cigueñas (Ciconia maguari), cuervillos (Phimosus infuscatus), yacarés (Caiman spp.), carpinchos (Hydrochaeris hydrochaeris), lobitos de río (Lontra longicaudis) y ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus). Las aves están bien representadas con especies acuáticas, de pastizal y de monte; llegan a contabilizarse unas 200 especies.

Valores de conservación

Protege las praderas sumergidas de los arroyos Carambola y Carambolita, uno de los ecosistemas de la reserva más particulares y diversos de ictiofauna. A la altura de este parque, el arroyo Carambola posee peces de valor comercial cuyas poblaciones se encuentran amenazadas fuera de la Reserva Natural Iberá.

El área brinda cobijo a poblaciones de aves del pastizal amenazadas, como la cachirla dorada (Anthus nattereri), el yetapá de collar (Alectrurus risora) y la monjita dominica (Heteroxolmis dominicana).

El parque también protege buenas poblaciones de ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), yacarés (Caiman spp.) y ñacaniná (Hidrodynastes gigas) al tiempo que posee un alto valor escénico dado por sus arroyos y la laguna Medina, que son totalmente navegables. Estas características le dan al sitio un alto potencial ecoturístico.

Objetivo específico del parque

Resguardar las inmediaciones del arroyo Carambola y la laguna Medina.

Instalaciones

El parque posee una vivienda de guardaparques, monturero y corrales para caballos en el acceso hacia el Puerto de Juli-cué, desde donde se controla el ingreso de visitantes, se brinda información y se cuida el mantenimiento del camino (cerrándolo en días de lluvia).

También posee un puerto con acceso público, donde se está construyendo un muelle y estacionamiento para agilizar la salida de lanchas y paseos en kayaks, y facilitar el ingreso hacia los parajes Carambola, Ñupi y Yahaveré, donde existen refugios para pernoctar durante las travesías náuticas y ecuestres. A futuro se prevé la construcción de un camping con baños, agua caliente, proveeduría y quinchos.

Portal asociado en la Ruta Escénica: Carambola